lunes, 22 de mayo de 2017

Consejos para cuidar la vista al leer en móviles o tabletas

Es indudable que la lectura electrónica o digital tiene múltiples ventajas, tanto a nivel comodidad como con relación al acceso a todo tipo de materiales desde un mismo dispositivo y en cuestión de segundos. Sin embargo, debemos considerar que esta clase de lectura puede conllevar algunos riesgos para nuestra salud visual.

Te dejamos a continuación algunos consejos para que puedas disfrutar sin preocupaciones de tus libros electrónicos en móviles, tabletas y lectores de e-books:

  • Ubica la pantalla en forma horizontal: en general, la vista se esfuerza menos y reduces las posibilidades de sufrir fatiga visual. Además, tendrás que enfrentarte a una menor cantidad de saltos de línea. 
  • Presta atención al tamaño y prestaciones de la pantalla: cuando más grande sea el panel, menor será el esfuerzo que deberás realizar para leer. Trata de evitar la lectura continuada en los dispositivos más pequeños. Intenta también leer en paneles con buena resolución.
  • Distancia de lectura: se aconseja leer con el dispositivo colocado a 30 centímetros de nuestros ojos, y siempre por debajo de nuestra mirada. Con este consejo estarás beneficiando a tu vista y también adoptando la postura ideal para evitar problemas corporales.
  • Brillo del panel: si leemos mucho tiempo en pantallas con un brillo excesivo, disminuirá considerablemente la frecuencia del parpadeo y la vista se fatigará de manera irremediable. Lo aconsejable es colocar el brillo a un máximo del 50% en tabletas y móviles. En los lectores de e-books no tendremos este problema, porque el sistema de tinta electrónica no nos expondrá a brillos intensos.
  • Tamaño de la fuente: no te guíes por el tamaño original de la letra, coloca el dispositivo a la distancia adecuada e incrementa la magnitud de la fuente hasta sentirte cómodo en la lectura.
  • Descansos: los especialistas aconsejan descansar cada 20 minutos, efectuando el ejercicio de enfocar por 20 segundos a un objeto colocado a una distancia de 6 metros.

Imagen: Pixabay.

miércoles, 26 de abril de 2017

“Patria”, de Fernando Aramburu

Si la primera novela de Aramburu, “Fuegos con limón”, ya atrajera a muchos lectores en 1996 y nos introdujera en la visión del autor sobre la problemática vasca, a partir de allí le siguió un indudable crecimiento en su caudal literario y en el apasionamiento despertado entre los amantes de los libros. 

Tanto los profundos relatos de “Los peces de la amargura” (2006), como la breve pero estremecedora novela “Años lentos” (2012), repleta de recursos y estrategias narrativas, sirvieron con creces para posicionar a Aramburu entre los escritores más respetados de la lengua española.

Con “Patria”, editada por Tusquets en 2016, el autor parece ir un poco más allá y se sumerge de lleno en el derrotero de Euskadi y otras cuestiones ligadas al País Vasco. La novela recorre básicamente la historia de dos familias en el transcurso de alrededor de 40 años, por supuesto siempre en un contexto ligado a la realidad vasca.

Por debajo del argumento que atrapa al lector, el escritor desnuda las características de una sociedad tradicionalista, cerrada y a la vez con una fuerte identidad sociocultural, que ha edificado una poderosa y aparentemente irreconciliable división entre buenos y malos, un conjunto de condiciones que fueron (como en tantas otras situaciones similares) la excusa perfecta para la entronización de la violencia y el empleo de la lucha armada como supuesta solución.

Nos guía por las 648 páginas de “Patria” la historia de estas dos familias vascas que eternamente se han relacionado desde la amistad, pero que la separación generada por el conflicto ha enfrentado con virulencia. La búsqueda del perdón de ambas partes es quizás el mismo ejercicio que debe realizar una sociedad en su totalidad, cuando ha sido herida de muerte por los arrebatos del odio y la intolerancia.

Imagen: Casa del Libro.

domingo, 15 de enero de 2017

La poeta Gloria Fuertes y dos reediciones en 2017


Gloria Fuertes (1917-1998) es uno de los nombres más importantes de la literatura infantil y juvenil de España, pero que también desarrolló una valiosa obra en poesía para adultos, aunque esta faceta no disfrutó de la misma visibilidad con la que contó su trabajo para los niños y adolescentes. En los últimos años se ha vuelto a dimensionar su legado, y como precisamente en 2017 se cumplirían 100 años de su nacimiento, la editorial Torremozas reedita dos libros de su autoría.


“Glorierías” es el último libro que preparó Fuertes antes de morir, y que ahora es reeditado por Torremozas. Se trata de un material inspirado en las greguerías creadas por Ramón Gómez de la Serna. En este volumen, la poesía de la autora nacida en Madrid se muestra con inusual fuerza, mediante piezas tan cortas como intensas y con un tratamiento que nunca dejará indiferente al lector frente al texto.

Por su parte, “Pecábamos como ángeles” es el segundo título reeditado en homenaje a Gloria Fuertes. En este caso nos encontramos frente a una selección de su obra poética, pero con la particularidad de incorporar poesías elegidas por la misma escritora y siempre en torno a una temática amorosa. En consecuencia, el libro funciona como una forma fidedigna de acercarse a la literatura de Fuertes, conociendo a su vez un costado poco popular de su lírica.

Vale destacar que la reedición de “Glorierías” incluye una carta enviada en 1954 por Gómez de la Serna a la autora desde Buenos Aires, un documento que aporta así un ingrediente extra a esta publicación.

Imagen: Wikipedia.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Descubriendo el otro lado: “La prueba”, de Mado Martínez

Editado por Planeta, “La prueba” recorre a lo largo de sus 360 páginas diversos testimonios relativos a las experiencias cercanas a la muerte (ECM). Pero a contramano de aquello que podríamos pensar en una especialista en este tema como Mado Martínez, el libro no se sustenta en premisas  o conocimientos previos sino que recoge una extensa y profunda investigación, con el propósito de acercarse a algunas certezas y abrir nuevas incógnitas en torno a una cuestión tan compleja.

La frase de presentación de “La prueba” nos dice, con toda la seguridad del marketing editorial, que estamos por leer “una investigación que demuestra la existencia del Más Allá”. Es difícil corroborar esta aseveración, aunque la propia autora ha aclarado en distintas entrevistas que es obra del personal de Planeta y que no ha salido de su cabeza. Sin embargo, algunos aspectos de la investigación llegan a estar a la altura por sus características de semejante afirmación. Y es posible que haga interesarse en este tema a más de un acérrimo escéptico.

Sucede que en el libro no solamente encontraremos un amplísimo abanico de cuestiones ligadas al estudio de la conciencia y el fenómeno de la muerte, sino que además conoceremos numerosos testimonios de personas que han vivido una ECM, pero con una gran ventaja con relación a otras investigaciones en el mismo campo: las experiencias pertenecen a contextos culturales muy distintos, algo que nos permite comparar similitudes y diferencias.

Otro aspecto destacable de la investigación de Mado Martínez es que no se concentra únicamente en los testimonios que nos hablan de experiencias reconfortantes cuando estamos al filo de la muerte, sino que también recoge las vivencias negativas y oscuras de muchas personas. Por último, aporta una extensa bibliografía y material multimedia para quienes deseen seguir profundizando en la materia.

Verdaderamente algunos de los testimonios son escalofriantes, como por ejemplo el caso de personas ciegas de nacimiento que recuperan la visión durante una ECM y recuerdan detalles puntuales del hospital en el que se encontraban, individuos que en el “otro lado” conocen a personas aún no fallecidas o casos de súbitos desarrollos de habilidades extrasensoriales como predecir el futuro luego de una ECM. Por todo esto, “La prueba” es un libro tan seductor como recomendable.

Imagen: casadellibro.com

lunes, 28 de noviembre de 2016

Las primeras poetisas en lengua castellana: recuperando el pasado

Una de las tendencias editoriales más fuertes en los últimos tiempos es la recuperación de la vida y la obra de escritoras que han quedado en el olvido o que, sencillamente, no fueron reconocidas suficientemente en su tiempo y hoy se revalorizan. No cabe duda que es una intención saludable y además muy provechosa en términos históricos y literarios, aunque por supuesto a veces resulte algo reiterativa como todas las tendencias del mercado…

“Las primeras poetisas en lengua castellana”, editado por Siruela con compilación e investigación de Clara Janés, es una reedición de un libro publicado tres décadas atrás. En esta versión actualizada y mejorada se incluyen nuevos poemas de las autoras, en un amplio listado que incluye por ejemplo a Luisa de Carvajal y Mendoza, sor Hipólita de Jesús Rocaberti o sor Isabel de Jesús, entre muchas otras.

El libro incluye a más de 40 poetisas, gran parte de las cuales son completamente desconocidas para los lectores de la actualidad. Janés efectuó una profunda investigación en la Biblioteca Nacional de Madrid, descubriendo no solamente el valor literario de estas escritoras sino también detalles únicos de sus vidas. Por ejemplo, muchas de las poetisas incursionaron en áreas completamente alejadas del mundo literario, como es el caso de la ciencia, demostrando un espíritu de constante búsqueda intelectual.

Si se desea bucear en el origen de la escritura femenina en lengua castellana, este libro resulta imperdible. Es también interesante el uso que pueda darse a este material en posteriores estudios e investigaciones, acercando luz de esta forma a los instantes iniciales de la creación literaria realizada por mujeres en nuestro idioma.

Imagen: Pixabay.

jueves, 27 de octubre de 2016

Claves para leer en tu smartphone

En el artículo anterior nos dedicamos a las aplicaciones recomendadas para leer libros en el móvil, pero nos quedó pendiente un tema trascendental: las claves que debes considerar a la hora de leer en un smartphone para obtener una experiencia gratificante. Pues bien, te dejamos algunos de esos tips en esta nota.

A diferencia de los lectores de libros electrónicos, que están diseñados para la lectura en pantalla, los smartphones no cuentan con una inclinación tecnológica específica orientada al disfrute de libros digitales. En consecuencia, presta atención a los siguientes puntos para optimizar tu experiencia de lectura con móviles
  • Reduce el nivel de brillo: las pantallas de los smartphones pueden generar fatiga ocular, debido a su tamaño y a la retroiluminación, sobretodo si nos concentramos un buen tiempo en la lectura de un libro. Puedes disminuir esta incidencia negativa reduciendo el nivel de brillo del panel. La mayoría de los móviles funcionan a la perfección con un nivel de brillo que oscile entre el 30% y el 50% de la intensidad máxima. 
  • Presta atención al tamaño de las fuentes y su color: con las aplicaciones dedicadas a la lectura de libros electrónicos tendrás la posibilidad de modificar el tamaño de las fuentes y su tonalidad. Prueba y selecciona la configuración que te resulte más cómoda como para leer a una distancia aproximada de 30 centímetros, según aconsejan los oftalmólogos. 
  • Trata de leer en móviles con buena resolución: la resolución del panel es más importante que su tamaño a la hora de leer en el smartphone. Por consiguiente, trata de utilizar dispositivos con resolución Full HD, esto se traducirá en un mejor nivel de detalle en las fuentes y en contornos bien definidos de las mismas, generando de esta forma una lectura más placentera. 
Imagen: Pixabay.